tejiendo alianzas por los derechos de la madre tierra

Derechos de la Madre Tierra

Los derechos de la Madre Tierra son un llamado a abandonar el paradigma antropocéntrico dominante e imaginar una nueva sociedad de la Tierra. Para el antropocentrismo los seres humanos son el centro de todo, son superiores a todos los demás seres y elementos que componen la Tierra. Los seres humanos son los únicos que poseen consciencia, valores y moral. La humanidad y la naturaleza son dos categorías separadas. La naturaleza existe para la supervivencia y desarrollo de las sociedades humanas. 


El capitalismo, el productivismo y el extractivismo están profundamente enraizados en esta visión dominante de nuestro tiempo. Para estas visiones todo puede ser extraído, transformado, mercantilizado, controlado y “reparado” a través del avance de la tecnología.


Los derechos de la Madre Tierra desafían esta visión y sostienen que para construir sociedades alternativas, necesitamos superar el antropocentrismo y cambiar nuestra relación con la naturaleza. Al emplear el término “derechos” parecería que esta fuera una propuesta esencialmente normativa o jurídica.  Sin embargo, como veremos, van mucho más allá de la necesidad de un nuevo marco legal que tome en cuenta a la naturaleza. 

La incorporación de los derechos de la Madre Tierra o de la Naturaleza en el ordenamiento jurídico de un municipio, país u organismo internacional es un paso muy importante, pero sólo uno de los primeros para empezar a salir del antropocentrismo. El objetivo final de los derechos de la Madre Tierra es construir una comunidad de la Tierra: una sociedad que comprende al ser humano y la naturaleza como un todo.

Contacta al nodo de tu país y súmate a esta gran campaña

“Las actividades humanas están influyendo de manera significativa al medio ambiente de la Tierra y no sólo través de las emisiones de gases de efecto invernadero y el cambio climático. Los cambios producidos por el hombre a la superficie terrestre, los océanos, las costas, la atmósfera, la diversidad biológica, el ciclo del agua y los ciclos biogeoquímicos son claramente identificables y están más allá de las variaciones naturales. La extensión e impacto de los cambios antropogénicos es comparable a algunas de las grandes fuerzas de la naturaleza y, muchos de ellos, se están acelerando. El cambio global es un hecho y está sucediendo ahora” (Steffen, et al. 2004).

“Las actividades humanas están influyendo de manera significativa al medio ambiente de la Tierra y no sólo través de las emisiones de gases de efecto invernadero y el cambio climático. Los cambios producidos por el hombre a la superficie terrestre, los océanos, las costas, la atmósfera, la diversidad biológica, el ciclo del agua y los ciclos biogeoquímicos son claramente identificables y están más allá de las variaciones naturales. La extensión e impacto de los cambios antropogénicos es comparable a algunas de las grandes fuerzas de la naturaleza y, muchos de ellos, se están acelerando. El cambio global es un hecho y está sucediendo ahora” .
Steffen, et al. 2004).

CUÉNTANOS QUÉ PASA EN TU CASA NACIONAL